NUEVA PALMIRA
Recepción náutica, entrada de América del Sur. Nacimiento del Río ancho como mar.

Los orígenes de esta ciudad se remontan a 1732, cuando en el paraje hoy denominado “Camacho”, se asentó Don Juan de Narbona, quien había recibido las tierras por merced de Bruno Mauricio de Zavala, fundador de Montevideo. Hacia 1738 se edificó una capilla, única existente en aquellos tiempos, entre la Villa Soriano y Montevideo.

El puerto de la estancia fue conocido como “de las Higueritas” y sería piedra basal de la localidad, cuando en 1816 Artigas decreta el traslado del Pueblo de Las Víboras a esta zona.

El proceso fundacional finaliza en 1831, cuando queda definido el nombre de Nueva Palmira, con sus advocaciones a patronos y protectores, en lugar de Puerto de las Higueritas.

Puerta náutica del Mercosur, por su privilegiada posición en las desembocaduras de los ríos Uruguay y Paraná, en su confluencia con el Plata (de hecho es el Mojón “0” del río “ancho como mar”), cuenta con una gran variedad de sitios de interés para el visitante.

La Batería de Rivera, desde donde se controlaba el paso de naves enemigas; la Pirámide de Solís, erigida en memoria de los navegantes y fundamentalmente de Solís, muerto en estos parajes, el Rincón de Darwin, donde el sabio realizó parte de sus investigaciones y la Lagunda de Solís, son ineludibles sitios a conocer en Punta Gorda, un lugar único para apreciar el hermanamiento de los ríos Uruguay y De la Plata.

La Dársena Higueritas, la rambla costanera y el Balneario Brisas de Uruguay, son puntos a destacar para los visitantes ávidos de sol y playa.

Finalmente señalemos que su Puerto de Ultramar es uno de los más importantes, en tránsito, del Cono Sur americano.