CARMELO
El ser humano en plena armonía con la naturaleza y su entorno. Cultura que es tradición y perdura.

En 1527 Sebastián Cabotto funda en la desembocadura del arroyo Las Vacas la primera fortificación hispánica del Plata, llamada San Lázaro.

En 1816 Artigas ordena el traslado del Pueblo de las Víboras al arroyo Las Vacas, por ello Carmelo se enorgullece de haber sido fundada por el héroe nacional.

Hubo varios hitos en su proceso de creación, destacan entre ellos, la llegada de los primeros pobladores desde Buenos Aires en 1708; la instrumentación de barracas de esclavos, por ingleses en 1716 y el afincamiento de la Estancia de Marques, hacia 1729, para abasto bonaerense.

La ciudad, entre sus atractivos, cuenta con el Puente giratorio que cruza el arroyo Las Vacas, único a tracción humana que tuvo y tiene nuestro país; la Estancia de las Vacas con su Capilla y Calera de las Huérfanas, fundada por los padres de la Orden de Jesús; el Molino y Puente Castells, llamado Puente Camacho, sitio pionero de la industria molinera, hace más de un siglo; la Estancia Narbona, el edificio más antiguo del Uruguay que se conserva en sus lineamientos originales, edificada entre 1732 y 1738, en la rinconada formada por el arroyo de las Víboras y el Plata.

Las canteras del Cerro, al noreste de la ciudad; las bodegas de la zonas de Colonia Arrúe y Colonia Estrella que ofrecen en la apodada “Toscana de Sudamérica” un recorrido por aromas y sabores de excelentes vinos; el embarcadero de yates y las extensas zonas de playas (Zagarzazú y Seré como principales referencias), son sitios atractivos para el visitante.